ESPECIFICACIONES

Batería digital 9 sonidos Control de tempo Secuenciador por compás (frases) Encadenador de partes (compases) para conformar una canción (song) Síntesis Wave-Sampled Convertidores D/A de 8-bit Salida estereo Sonido estereo real Salida de audífonos
Puertos MIDI IN / OUT / THRU Puerto para cassette para salvar la información Control de tempo y volúmen Star / Stop Incluye fuente de alimentación externa Data de 1985 Super vintage

3104836206

Equipos para producción musical, grabación y estudio, compra y venta

YAMAHA * ROLAND * M-AUDIO * FOCUSRITE * KORG * PRESONUS * ALESIS * AKAI * AUDIO-TECHNICA * MIDIPLUS * TASCAM * NOVATION * ARTURIA * E-MU * STEINBERG * AVID * NATIVE * WOLRLDE

Sintetizadores > Yamaha RX-21

Yamaha RX-21

batería digital

Vintage de 1985 9 sonidos Wave-Sampled Convertidores DA de 12-bit Secuenciador por partes y frases
Garantía
Opina
Comentarios
Recompra
$299.000
Yamaha RX-21 - batería digital vintage
sintetizador * controlador MIDI * interface de audio * monitores * micrófono condensador * procesador * compresor * audífonos * grabadora * groovebox * multiefectos MIDI * módulo de sonido * tarjeta de sonido * protools * cubase * sonar * reason * fruityLoops * teclado MIDI * superficie de control * masterización de audio * fm

Superteclados.com

superteclados@gmail.com - teléfono: 310 4836206 - Bogotá D.C., Colombia

© Superteclados.com

powered by Nix Estudio Pro.
Status Equipo usado en perfecto estado, testeado por Superteclados.com Fotografías reales correspondientes al producto en venta. Fotos realizadas por Superteclados.com
Yamaha RX21 es una batería digital que data del año 1985 la cual incorpora un secuenciador por pasos para conformar canciones o secuencia más extensas. Hasta ahí todo normal, pero cual es la gracia de un equipo así, sí el software omnipotente todo los tiene mejor?, como dicen los chefs: fácil, el sabor. Por mejor que sea el software no iguala al circuito análogo, al ruido de piso, a la limitación del diseño y nunca impácta en escenario (de hecho nadie nota elñ uso del software en vivo), lo que hace que el público pierda un poco el interés en el que toca (menos mal que para eso está el alcohol…). Tener una Yamaha RX21 es limitarse a 9 miserables sonidos sampleados (quien sabe de donde) y metidos en un memoria de 256kb con un convertidor de 8-bit. El resultado: una exigencia de creatividad al máximo. Como músico se convierte en un reto, en una incomodidad a superar, en un sello personal y en todo un show en vivo. Todos tienen una Mashine, no un RX21…